Tercera crisis de lactancia. Ambos en crisis ¡no molestar!

Actualizado: jul 29

Carla Aedo - Enfermera Neonatal y Consejera de Lactancia


3 MESES DE VIDA.

“Si el asunto se pone difícil hay que luchar un round más”. James Corbett


Ahora resulta que tienes los pechos blandos y a tu “guagua” ya no le interesa tanto la pechuga. Esta debe ser la crisis más compleja de todas, ya que no sólo implica cambios en la producción de la leche, sino también cambios en tu bebé. Es la etapa que provoca más abandonos de la lactancia; fácilmente podemos llegar a dudar de la capacidad que tenemos para alimentar a nuestra “guagua.” Cedemos ante la presión social del entorno y llegamos a dar la primera mamadera con fórmula artificial. Por eso es muy importante encontrarte informada para afrontarla de la mejor manera posible.


Durante los primeros meses de vida, al poner a la “guagua” al pecho, la leche sale de forma casi inmediata. Pero al llegar a este periodo las cosas cambian, la producción comienza sólo en respuesta al estímulo del bebé, echando a andar la máquina solamente cuando comienza a succionar. En respuesta a esto, la leche puede demorar alrededor de dos minutos en salir eyectada por tu pezón. Y es aquí cuando los cambios se notan, ya que tu bebé debe esperar pacientemente este tiempo para obtener lo que antes tenía rápidamente.


Pero ¿cómo haces para que tu “guagua” sea más paciente? ¡IMPOSIBLE!

Puedes notar que comienza a desesperarse, llorar y reclamar. Además, tu cuerpo sabe precisamente cuáles son los requerimientos de leche que necesita tu bebé, por lo que se va ajustando la producción a sus necesidades. Es NORMAL que dejes de sentir tus pechos tan “llenos y congestionados” como antes.


Por otra parte, a esta edad la “guagua” ya encuentra la técnica para mamar rápidamente, por lo que, si antes demoraba de 10 a 15 minutos en vaciar tu pecho, ahora puede hacerlo en 2 a 3 minutos.


Aquí empiezan los cuestionamientos, ya que puedes llegar a pensar que tu bebé queda con hambre, y te preguntas ¿cómo dura tan poco enganchado a tu pecho? ¿Será mejor ofrecerle del otro? y lo que pasa es que te rechaza y ni siquiera intenta tomar. Claro, si en el corto tiempo que tomó de uno ya quedo satisfecho, no necesita del otro.


Sumemos a todos estos cambios, que su cerebro está creciendo a pasos agigantados. Ya no eres tú el centro de su atención; está descubriendo una y mil cosas a su alrededor. Puede estar muy concentrado tomando pechuga, escuchando algún ruido, viendo de reojo algo que le llame la atención y hasta ahí llego la toma. Parece ser que está más atento a lo que pasa en su entorno que en su pechuga. Seguimos sumando más inseguridades para mamá.


Durante la noche, es muy probable que no tengas problemas. Ahora, ¿por qué en el día todo es un caos? Básicamente, porque durante las tomas nocturnas hay menos estímulos que puedan desconcentrar a tu “guagua”.


Crownie Consejos: En el día, intenta dar pecho en un lugar con la menor cantidad de estímulos posibles para evitar que tu “guagua” se desconcentre.

Cuarta crisis de lactancia ¡mi bebé se vuelve selectivo y exigente!

1 AÑO.

¡FELICITACIONES! Cumpliste 12 meses de lactancia y cómo te premia la vida: con una nueva crisis de lactancia. Puedes notar que tu “guagua” (ya no tan “guagua”), comienza a perder interés en su alimentación; la que antes devoraba su plato de comida, ahora ya no le parece tan atractivo. Por otra parte, comienza a pedir más pechuga, como en los primeros días de recién nacido. ¿Qué está pasando?


Esto se explica porque a partir del año de vida, los bebés disminuyen su velocidad de crecimiento, además se vuelven más selectivos al momento de elegir qué comer. Pero por nada del mundo dejan la leche de mamá.


¡OJO! Muchas piensan, erróneamente, que negando el pecho en algunos momentos del día pueden lograr que sus “guaguas coman más”. Incluso hay quienes piensan en destetar, pero lo que ignoran es que al darle pecho lo están alimentando.


Crownie Consejos: A pesar de que te puedan decir que después del año tu leche se vuelve “agua”, lo cierto es que sigue siendo muy nutritiva. Entre los 15 a 18 meses, la velocidad de crecimiento nuevamente se acelera, momento en que vuelven a comer con el mismo interés de antes.

Quinta crisis de lactancia “Mamá, experta en crisis”

2 años.

¡Ya tenemos un doctorado en Crisis de Lactancia! Para las que logran llegar hasta esta etapa, se llevan tremenda sorpresa cuando observan que su “guagua”, a la que ven bastante mayor, comienza a aumentar la demanda pudiendo pedir pecho incluso cada media hora.

A esta edad, atraviesan una etapa en su desarrollo donde se sienten capaces de hacer muchas cosas por sí solos, se vuelven muy independientes, mini adolescente, pero por otra parte, esta misma sensación les genera bastante inseguridad, por lo que buscan a mamá para sentir que todo está bien.


Crownie Consejos: Ya eres seca en temas de crisis y sabes que esto puede durar un par de meses, hasta que la” guagua” logre adquirir más seguridad en sí misma. Piensa en lo lejos que has llegado: ¡NO DESFALLEZCAS!

11 vistas

TE ESCUCHAMOS

QUEREMOS SABER DE TI, TUS EXPERIENCIAS, TESTIMONIOS E INQUIETUDES

SÍGUENOS

  • White Instagram Icon

CONTACTO

© 2020 by Crownie Crew

Recurso 1.png
0