¿Preparadas? ¿Listas? ¡Fuera Pañales!

Josefa Vásquez - Psicóloga


¡Transfórmalo en algo divertido y no te despistes!


Desde que nace tu guagua comienzas a travesar una serie de hitos del desarrollo que le permitirán a este nuevo ser, adaptarse a su entorno y adquirir paulatina autonomía respecto a éste. Estos hitos se asocian a procesos madurativos, y, a pesar de que existan ciertos parámetros generales respecto a cuándo debe caminar, hablar, comer y controlar esfínteres, lo cierto es que cada persona tiene su propio ritmo de desarrollo, determinado por una mezcla de factores genéticos y ambientales. En esta ocasión nos enfocaremos en el proceso de dejar los pañales, basándonos en la pregunta: ¿sacarle los pañales? ¿o esperar a que los deje?


Dentro del actual movimiento de crianza respetuosa, se fomenta que tu guagua siga sus ritmos biológicos y psicológicos, lo que, en el caso de dejar los pañales, se traduce en respetar la decisión de el/la infante, de dar dicho paso antes de forzarle a quitárselos, significando esta última alternativa, una irrupción a sus procesos madurativos.


Siguiendo este modelo de crianza, diremos entonces que es relevante esperar a que tu guagua se sienta preparada para dejar los pañales, lo que suele ocurrir entre los 2 y 3 años, existiendo casos que exceden este margen, acompañándola en dicho proceso que, como veremos, suele tener avances y retrocesos.


Crownie Tips ¿Cómo saber cuándo es el momento? Tranquila, hay una serie de indicadores asociados: Los más relevantes son: el niño o niña avisa que quiere dejar los pañales; comienza a señalar que tiene ganas de ir al baño; intenta sacarse los pañales; indica sentirse incómodo/a con los pañales, etc.


Todo es un proceso…

Es relevante saber que, decirle adiós a los pañales no es un proceso lineal; por lo contrario, es un proceso que suele tener avances y retrocesos. Así como hay guaguas que dejan los pañales rápidamente, hay otras que aprenden a ir al baño; luego pasan por momentos en los que lo olvidan, lo vuelven a aprender y así sucesivamente. De hecho, hay niños/as que dejan los pañales y, tras un tiempo, vuelven a usarlos; y no está mal; sea cual sea el proceso, lo importante es acompañarles y apoyarles con paciencia y confianza. Así, le damos una connotación positiva a su control de esfínteres, lo que fomenta su autonomía.

Para lograr lo anterior, existen una serie de recomendaciones y precauciones necesarias para hacer de la despedida de pañales, una experiencia positiva tanto para el niño o niña como para los padres, pues, recordemos que también es un desafío para los adultos responsables.


Crownie Tips:

  • Permite que tu guagua encuentre un lugar llamativo para aprender a hacer sus necesidades, bríndale calzones de transición y ropa cómoda.

  • Muéstrale con tu propio ejemplo que, ir al baño es una experiencia agradable.

  • Valida y acompáñale en caso de que tu guagua vuelva a ensuciar los pañales.

  • Incorpora juegos y/o cantos divertidos al acto de ir al baño y fomentar una rutina que incluya horarios para orinar y/o defecar.


¡NO DEBES!

Por el contrario, hay cosas que debemos evitar con el fin de no darle una connotación negativa al dejar los pañales, pues puede desencadenar en una experiencia traumática. Evita comparar a tu guagua con sus pares, sobre todo delante suyo; no crearemos pudor en torno al tema; no daremos premios ni castigos por dejar los pañales, y, sobre todo, no forzaremos al niño/a a dejar los pañales si este no se siente preparado. Siguiendo estos consejos, estaremos enseñándole a nuestro retoño que, dejar los pañales es una experiencia positiva que debe seguir a su ritmo, lo que fomentará su auto-regulación y el logro de su autonomía.


18 vistas

TE ESCUCHAMOS

QUEREMOS SABER DE TI, TUS EXPERIENCIAS, TESTIMONIOS E INQUIETUDES

SÍGUENOS

  • White Instagram Icon

CONTACTO

© 2020 by Crownie Crew

Recurso 1.png
0