No estas “Ligeramente embarazada”: cambios emocionales de gran importancia

Actualizado: jul 29

Josefa Vásquez - Psicóloga


“Sin cambios no hay mariposa”


Tu prueba de embarazo da positivo y sabes que este compromiso constituye una etapa clave en la vida, pues trae consigo cambios fisiológicos y psicológicos no “tan ligeros” semana a semana, mes a mes. Serás testigo de una serie de alteraciones hormonales y neuroquímicas, cambios en tu estructura anatómica (previa preparación al parto) y sus respectivos malestares físicos. Pero ¿qué pasa emocionalmente cuando estas esperando a tu bebé? Psicológicamente, debes esperar cambios a nivel cognitivo, afectivo, conductual y relacional. ¡La consciencia sobre tu estado es clave para controlar tus emociones!


Dato Crownie: Tan importante es este proceso que existe una rama dentro de la psicología enfocada en la investigación e intervención de la concepción, embarazo, parto y posparto: la psicología perinatal.


Son grandes los cambios que podrían incidir, ya sea positiva o negativamente, en la salud mental de una mujer embarazada, pudiendo requerir contención emocional y acompañamiento terapéutico. Cabe aclarar que, lejos de una lógica patologizante, la intervención se lleva a cabo para guiar a una mujer gestante que se siente sola y confundida en este proceso tan dinámico, evitando que se configure algún cuadro psíquico que pueda afectarla a largo plazo. ¡No estás sola en este proceso!


Una gran transformación

Profundizando brevemente en los cambios psicológicos que suelen producirse en el embarazo, diremos que esta etapa implica una verdadera transformación de la psiquis, cuyo origen se remonta al momento de enterarte de aquel suceso, con los miedos, indecisiones, ilusiones y fantasías que conlleva. De hecho, son múltiples los autores/as que sitúan el embarazo como una crisis normativa, pues trae consigo el desarrollo de una nueva identidad para ti: ser mamá. Esta crisis identitaria, te lleva a rememoraciones de tu propia infancia, pudiendo sacar a flote vivencias no elaboradas o desafíos para tu propia maternidad. Con todo esto, es más normal de lo que crees, sentir la ambivalencia emocional y una tensión constante entre disfrutar o no el embarazo.


Pero ¿qué es eso de ambivalencia emocional? Pues es un fenómeno a veces preocupante, pero a ojos de profesionales de la salud, esperable: la aparición de sintomatología depresiva ocasional. Así, momentos de ilusión pueden ser seguidos de desánimo y desesperanza, añorando quien se era antes del embarazo; ¡esto sin considerar la “montaña rusa neuroquímica y hormonal que conlleva”!. Si bien estos sentimientos suelen generar culpas, el hecho de aceptar que sentirse deprimida de vez en cuando es normal, puede brindar mayor comprensión y aceptación del proceso, porque así es el embarazo: cambiante, intenso e inolvidable.


Crownie Tips: Si estos sentimientos se vuelven constantes e interfieren con el diario vivir, vale la pena consultar al área de salud mental para trabajar en ello con prontitud.


Finalmente, para ratificar la relevancia del embarazo en la vida de la mujer, estudios neurocientíficos muestran que este proceso conlleva a un aumento en el tamaño de la glándula pineal y la sustancia gris del cerebro, potenciando las denominadas habilidades blandas, vinculadas a la maternidad y su empatía y escucha activa. ¡Por eso es tan importante el apoyo social! Este intenso fluir no termina con el embarazo, pero sí determina una etapa especial. Luego de parir y tener al bebé en brazos vendrá otra “montaña rusa” en su reemplazo.

20 vistas

TE ESCUCHAMOS

QUEREMOS SABER DE TI, TUS EXPERIENCIAS, TESTIMONIOS E INQUIETUDES

SÍGUENOS

  • White Instagram Icon

CONTACTO

© 2020 by Crownie Crew

Recurso 1.png
0