Lactancia durante el primer año de vida ¡tu leche es oro!

Actualizado: jul 29

Carla Aedo - Enfermera Neonatal y Consejera de Lactancia


“Respira, ha sido un mal día, no una mala vida” Anónimo


¿Sabías que Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la lactancia materna debe ser exclusiva hasta los 6 meses de vida?


Tu “guagua” sólo debe recibir tu leche, nada de agüitas, hierbas, ni los brebajes de la abuela. Luego se sugiere mantenerla de forma paralela a la alimentación hasta los 2 años. Si quieres seguir durante más tiempo, no hay problema o si quieres destetar antes de esto, tampoco la hay. Lo importante es que, la decisión que tomes con tu “guagua” respecto a la lactancia, lo hagas informada.

A continuación, detallamos distintos eventos que podrías experimentar durante el primer año de vida de tu “guagua”.

Primer mes de vida: todos unos primíparos…

Esta etapa puede ser una de las más duras, ya que es cuando te estás comenzado a conocer con tu “guagua”. Sientes el cansancio y sueño acumulado, no entiendes qué le pasa a tu “guagua” y sumemos que hay que estar escuchando las opiniones de los demás ¡Descuida, no eres la única!

Alrededor de los 15 días de vida, tu bebé comienza a acelerar su crecimiento, motivo principal de la primera crisis de lactancia. Algunas experimentamos problemas iniciales con la lactancia como el dolor, siendo realmente agotador y frustrante si no pides ayuda cuando la necesitas.


Crownie Consejos: Recuerda que la libre demanda es para ambos, mamá y bebé, por lo que te sugiero que, si te sientes muy incómoda con esta situación, ofrece el pecho a tu “guagua” para que pueda descongestionarlo. ¡Ánimo!

1 a 2 meses de vida: Estreñimiento de mi guagua, ¡qué caca!

Acabas de retomar el ritmo en las rutinas de tu bebé, reconoces cuando su llanto es de hambre o debido a su pañal sucio. Las tomas pueden seguir siendo frecuentes y largas. En ocasiones luego de amamantar a tu guagua, puede que no siempre se quede dormida, poco a poco va adquiriendo más tiempo de vigilia.

En esta época pasa algo que nos deja nerviosas a todas. De forma repentina tu “guagua” puede dejar de ensuciar sus pañales con deposiciones. ¡Descuida! es algo completamente normal si estás con lactancia materna exclusiva.

Durante las primeras semanas puedes notar que mientras amamantas, tu guagua puede estar haciendo caca al mismo tiempo o al rato luego de terminar de comer. Esto pasa porque nacen con un reflejo llamado “gastro cólico”, lo cual hace que no tengan la fuerza suficiente para controlar su ano.


Crownie Consejos: No debes preocuparte si pasan días o incluso semanas en que tu guagua no tenga deposiciones, siempre y cuando lo veas tranquilo y su guatita este blandita. La lactancia materna no tiene muchos residuos por lo que no es peligroso para su sistema digestivo. Luego de unos días, volverá a hacer con la misma frecuencia que antes.

2 a 3 meses de vida: un gran sinsabor

Esta etapa es como una montaña rusa. Durante este periodo puedes experimentar la segunda crisis de lactancia, relacionada con un cambio temporal en el sabor de tu leche. Ánimo, son sólo un par de días, luego volverán a sus rutinas de antes sin problemas.


Crownie Consejos: Aprovecha cada momento que puedas para descansar y dormir. Tendrás toda una vida para ordenar la casa, pero sólo un par de meses tendrás a tu bebé así de pequeño y rico.

3 vistas

TE ESCUCHAMOS

QUEREMOS SABER DE TI, TUS EXPERIENCIAS, TESTIMONIOS E INQUIETUDES

SÍGUENOS

  • White Instagram Icon

CONTACTO

© 2020 by Crownie Crew

Recurso 1.png
0