El cerebro de mi bebé, un órgano maravilloso

Actualizado: ago 19

Josefa Vásquez - Psicóloga


"Cada ser humano tiene una combinación única de inteligencia", Howard Gardner


Es muy normal que miremos a nuestra “guagua” cada día y pensemos que es, sin duda, el bebé más inteligente del mundo. Si de por sí el cerebro es un órgano maravilloso, imagina lo sorprendente que puede ser en sus inicios, frente a mil estímulos provenientes de un mundo externo que recién se comienza a conocer.


En efecto, el cerebro de tu bebé tiene particularidades propias de su desarrollo, el que, como veremos, evoluciona en tres direcciones: de atrás hacia adelante, de abajo hacia arriba y de hemisferio derecho al izquierdo.


Te lo explico: de atrás hacia adelante implica que las primeras activaciones ocurren en las zonas sensoriales, para luego dar paso a las zonas motoras; de abajo hacia arriba significa que primero se activan las zonas subcorticales (“instintivas”) y luego se da paso a la activación de zonas corticales (“racionales”); de derecha a izquierda quiere decir que el hemisferio derecho (emocional y creativo) se desarrolla previamente al hemisferio izquierdo (lingüístico y analítico).

4 datos importantes sobre el cerebro de tu bebé:

  • Un recién nacido tiene visión borrosa y apenas reconoce colores. A los seis meses, ya es capaz de ver en perspectiva, casi tan bien como un adulto.

  • Antes de los tres meses, tu bebé no podrá sostener su cabeza por sí solo, ¡no te arriesgues!

  • Tu bebé llora para comunicarse y a los siete meses le otorga significado a sus sonidos

  • Antes de los ocho meses, tu “guagua” cree que tú y él constituyen una unidad. A los ocho meses, se da cuenta de que es un ser independiente, lo que primero le genera angustia, y luego, una sensación de relativa autonomía.


Dato Crownie: ¿Sabías que, el cerebro inmaduro del bebé hace que, durante los primeros meses, su interacción con el mundo externo se base en instintos de supervivencia, siendo totalmente dependiente de sus figuras de cuidado?

Con el pasar del tiempo, ocurren sinapsis masivas que forjan el aprendizaje, elemento clave para pasar de sobrevivir a buscar afecto, y posteriormente, comunicarlo y regularlo. Para ello, un factor esencial es el apego, entendido como la relación afectiva más íntima e importante que establecemos los seres humanos (generalmente, el vínculo madre e hijo/a). Esto permite modelar el cerebro del bebé, y con ello, determinar su modo de relacionarse con otros y vivenciar el mundo. ¡La clave está en el amor!


Crownie Tips: Adicionalmente puedes apoyarte en la estimulación temprana, una dieta saludable, constante actividad física y el establecimiento de una rutina para mejorar el funcionamiento del cerebro de tu bebé. Ahora que ya lo sabes, ¡puedes poner en práctica estos aprendizajes o transmitirlo a otras mamás!


3 vistas

TE ESCUCHAMOS

QUEREMOS SABER DE TI, TUS EXPERIENCIAS, TESTIMONIOS E INQUIETUDES

SÍGUENOS

  • White Instagram Icon

CONTACTO

© 2020 by Crownie Crew

Recurso 1.png
0