Destetar

Andre, Mamá de 1


“Es un sentimiento ambivalente, cuestionable, temperamental, pero sobre todo contradictorio. Pucha que me es difícil decidir, me duele saber que voy a cortar esa conexión única y exquisita al momento de alimentar(nos), porque si, yo te doy leche, pero tú me alimentas de amor. Al principio no me gustaba lactar, agotador, doloroso, demandante y muchas veces agobiante. Lo hice porque era mi mejor regalo, porque pese a que no fue fácil sabía que era lo mejor que te podía entregar.

Hoy es todo distinto, cada día me gusta más, cada día espero el momento en que me digas ñam ñam para recurrir a ese momento único, en que los miramos y conectamos. ¿Será que me gusta porque nuestra conexión tardó en llegar y ahora que la tengo no la quiero perder? . No lo sé. Me gusta cuando te alimento y tu me alimentas con caricias y en tu idioma siento que me dices que lo estoy haciendo bien.

Entonces ¿por qué destetar? ¡Porque estoy cansada! La alta demanda me agota. La alta demanda me agobia, la alta demanda me hace sentir culpable. Esa culpa odiosa que me hace pensar que quizás no te hago bien. Esa culpa social que por más que intento sacar aparece una y otra vez. Una parte de mi Si quiere destetar, pero otra solo al pensarlo me duele el corazón.

¡Puta que es difícil!”


Pauli, Mamá de 1

“La mitad de mi dice sí y la otra mitad no. Los comentarios externos que me dicen que ya está grande (1año 9 meses) que hay que quitarle la pechuga. En realidad no me importan porque siento que no me presiona, pero el tema del agotamiento me pasa la cuenta ya no me da para la alta demanda en la mañana tarde noche y en la madrugada otras 3 a 5 veces mas y me canso mucho, ando irritable, mal genio y un largo etcétera, que me llevan a pensar en destetar porque a mi hijo tampoco le hace bien una mamá en ese estado, y ahí viene ooooootro montón de sentimientos encontrados que si, que no, que no sé y si aguanto un poquito más ."círculo vicioso" espero salir luego de ahí.


Johana, Mamá de 1

“Afortunadamente no me he sentido agobiada. Mi pequeño lo hizo muy fácil para ambos. De un principio pensaba en poder amamantar hasta el año al menos, y así fue, tal cual. Ese fue su último día de pechuga, yo ya estaba incómoda lactando porque mi hijo es demasiado inquieto y no había forma que se quedara tranquilo al estar mamando.

Lo desteté de noche a los 8 meses aprox. Porque me pedía cada una hora y en mi pega y mi vida en general ya no daba más. La mamadera siempre la prefirió a mi pechuga (seguramente porque es un glotón y así le salía más). Ahora que le corté la leche de día y le he mostrado mi pechuga sólo la mira, se ríe, la trata de agarrar y la suelta al instante como jugando.

La verdad que ha sido una buena decisión antes que yo no diera más, y siento el apoyo completo de mi bebé que ahora se duerme tranquilo en mi pecho sin tener que recurrir a la teta”


Entradas Recientes

Ver todo

Mala Madre.

Andre, Mamá de 1 “Soy mala madre porque lloro y colapso y me dan ganas de irme y no volver. Soy mala madre porque muchas veces me priorizo antes que mi hija. Soy mala madre porque me dan ganas de volv

Dejar fluir, dejarse llevar.

Andre, Mamá de 1 “Fue sin duda lo que más me costó y me ha costado. Cuestionado por qué dormía poco, porqué no estaba como antes, porqué, porqué, porqué. Y no me daba cuenta de que, si disfrutaba cada

TE ESCUCHAMOS

QUEREMOS SABER DE TI, TUS EXPERIENCIAS, TESTIMONIOS E INQUIETUDES

SÍGUENOS

  • White Instagram Icon

CONTACTO

© 2020 by Crownie Crew

Recurso 1.png
0