Crisis de Lactancia: ¡Ponle el pecho a la crisis; tu leche sí la alimenta!

Actualizado: ago 19

Carla Aedo - Enfermera Neonatal y Consejera de Lactancia


Si La Vida Te Da Limones Ponle Tequila Y Sal”


Llegamos a casa, todo va perfecto. Logramos superar los primeros inconvenientes con la lactancia. Parece ser que ha salido el sol luego de la tormenta, cuando de repente, nuestra “guagua” cambia por completo. ¿Qué pasó?, ¿me quedé sin leche?, ¿ya no está satisfecha? La primera crisis de lactancia nos da un gran golpe en la cara.


Pero ¿qué significa tener un brote de crecimiento o una crisis de lactancia? En la mayoría de los casos, se muestran como un aumento en la demanda de leche materna por parte de nuestra “guagua”. Podría ser que estén más irritables, o nerviosas al momento de ponerlos al pecho, incluso da la impresión de que jamás quedan satisfechas. Los brotes de crecimiento son un proceso completamente normal; por lo mismo, es importante que estemos informadas sobre lo que nos puede ocurrir. En estos periodos es fácil ahogarnos en las criticas y comenzar a dudar de nuestra capacidad para alimentar a nuestras crías.


Aunque en la mayoría de los bebés este brote se presenta en periodos similares, hay algunos que podrían experimentarlo días antes, e incluso mamás que ni lo noten. Pero para las que sí lo viven, sólo queda armarnos de paciencia y ánimo, porque puede llegar a ser una experiencia realmente agotadora.

Primera crisis de lactancia. ¡no caigas en pánico!

15 a 20 días de vida.

Notaste que tu bebé ha recuperado su peso de nacimiento, y sigue creciendo rápidamente. Necesita más leche y la mejor forma de conseguirla es mamar sin descanso. Por esta razón, es por la que encontramos que están insaciables, e incluso estando muy satisfechos quieren seguir mamando. Puedes llegar a observar que a veces cae desde su boquita hilos de leche de lo satisfechos que quedan.


Crownie Tips: Tranquila, que esta crisis no es eterna y en unos tres o cuatro días llegará la calma y volverá todo a la normalidad. Sólo debes tener paciencia y entregarte en cuerpo y alma a dar pechuga todo el día. ¡Ánimo!.

Segunda crisis de lactancia. ¿de dulce a salado?

Sexta o Séptima semana de vida.

Nuevamente nuestra “guagua” cambia su comportamiento, la observas tensa y que rechaza tu pecho, que se arquea mientras toma pechuga, o simplemente toma tu pezón y lo suelta. ¿Qué pasó?, ¿ahora sí me quede sin leche?


¡Sin drama! Lo que ocurre es que el sabor de la leche cambia, ¿has probado tu propia leche? Las que lo han hecho, estarán de acuerdo conmigo cuando digo que tiene un sabor dulcecito rico que vuelve locas a las “guaguas,” pero en este periodo se vuelve SALADA. Por esta razón, se las ve tan incómodas durante las tomas y parece ser que, de cierta forma, protestan en la pechuga porque quieren el sabor de antes. ¡CALMA!


Crownie Consejos: Esta crisis se mantiene por un par de días. Paciencia. Puedes intentar cambiar de pecho más seguido mientras amamantas, ofrecer el pecho caminando o darlo mientras porteas.

Sigue leyendo en Tercera crisis de lactancia

7 vistas

TE ESCUCHAMOS

QUEREMOS SABER DE TI, TUS EXPERIENCIAS, TESTIMONIOS E INQUIETUDES

SÍGUENOS

  • White Instagram Icon

CONTACTO

© 2020 by Crownie Crew

Recurso 1.png
0