10 meses de maternidad

Andre, Mamá de 1


“Hace 10 meses me convertí en mamá de Amalia, sin duda es lo mejor que me ha pasado en la vida…¡PERO que fraseeee más cliché! Bueno déjenme jaja así ¡lo siento!.La realidad es que nunca quise ser mamá, sí, no estaba en mis planes. Quería viajar, estudiar, estudiar, estudiar, ganarme una beca e irme para seguir estudiando, buscar mi pega soñada y ser una gran profesional. Sentía que me faltaba todo un camino para ser mamá, que aun no estaba preparada, que no era lo mío. Según mis proyecciones y haciendo todo lo que quería y esperaba sería mamá alrededor de los 80 años jajajaja.

Bueno pero la vida se encargó de otra cosa (la vida y el olvido de los anticonceptivos, ¡hay que decirlo!) resultado una linda, deliciosa y risueña bebita, la cual realmente amo, me derrite con cada sonrisa, con cada nuevo aprendizaje, bueno me derrite con todo en verdad.

Cuando nació esta dulzura, algo despertó en mí. No les voy a mentir, lo mío no fue a primera vista, me cuestioné muchaaas cosas antes de sentir eso que muchas describen como “amor a primera vista”. Sentía demasiada presión y miedo, lo que no me permitió disfrutar al 100% lo que estaba viviendo, y es más, tenía hasta pena las primeras semanas, sin embargo, cuando hicimos la conexión madre e hija, fue ¡¡SORPRENDENTE!! algo que es súper difícil de describir, ahí sí me hizo sentido todo aquello del amor de mamá y fue justo ahí que decidí (en silencio, porque aun no lo comentaba con nadie) que quería dedicarme a ella. Verla crecer, verla hacer sus nuevas piruetas, estar con ella y ser mamá 24/7 sin ningún otra pega.

Todo en contra. Primero me despidieron en mi prenatal, por lo que volver a trabajar significaba empezar antes de que se me acabara el postnatal para no tener vacío de lucas; segundo mi sueldo era el 50% de la casa así que no era llegar y decir: “¡chao no trabajo más!”. Tercero, nuestras redes de apoyo para que cuidaran a Ami en caso de que volviera trabajar eran 0. Nuestras familias trabajan y no podían ayudarnos de esa manera, sumado a que gran parte de mi familia es de Copiapó. Mi única opción: sala cuna desde los 5 meses. Lo pensé y lloré. No puedo, fueron mis palabras. Pensé, me inspiré y emprendí.

Ha pasado el tiempo, Amalia está más grande, más firme, más independiente. Pese a que aun sigo pensando en que no quiero volver a trabajar y quiero dedicarme a mis emprendimiento en un 100% porque es lo que me llena en este momento, sumar un poco más de platita no es malo, así que me aventure y salí a pitutear. Justo coincidió que el papá de Ami se pudo quedar con ella y era un horario no tan largo de 11:00 am - 16:30 pm. ¿Y saben qué? ¡Fue súper rico!

Estuve con ex compañeros de pega, me reí, pensé en otra cosa, renové energías, me sentí yo de nuevo y por sobre todo la extrañé. Confieso que estaba tranquila porque estaba con su papá y sabía que cualquier cosa me podría ir sin problemas, por eso describo esto una “pincelada” de volver a trabajar fuera de casa, ya que es sumamente distinto volver 100% y estar con la presión de la pega ahí, donde las papas queman.

En conclusión, no fue tan terrible bajo estas condiciones y si alguna tiene la opción de aventurarse una u otra vez, y quiere hacerlo. ¡HÁGALO! Creo firmemente que las cosas se dan cuando uno las necesita y que siempre debemos agradecerlas, sean buenas o malas, porque de alguna u otra forma nos ayudan y nos muestran nuestro camino.

Así que ánimo a todas y cada una de Uds. Cuando deciden por algo, como en mi caso fue no volver a trabajar, otros caminos se van abriendo y pese a que es difícil y más que difícil de a poco todo va tomando curso. Valoro enormemente a las mamás que les encanta sus pegas y disfrutan de ella sin culpa, como también a las que les encanta ser mamás. Al final somos todas lo mismo ¡¡¡MAMÁS!!!! y lo estamos haciendo ¡BACÁN”

Ánimo y amor

Entradas Recientes

Ver todo

Mala Madre.

Andre, Mamá de 1 “Soy mala madre porque lloro y colapso y me dan ganas de irme y no volver. Soy mala madre porque muchas veces me priorizo antes que mi hija. Soy mala madre porque me dan ganas de volv

Dejar fluir, dejarse llevar.

Andre, Mamá de 1 “Fue sin duda lo que más me costó y me ha costado. Cuestionado por qué dormía poco, porqué no estaba como antes, porqué, porqué, porqué. Y no me daba cuenta de que, si disfrutaba cada

TE ESCUCHAMOS

QUEREMOS SABER DE TI, TUS EXPERIENCIAS, TESTIMONIOS E INQUIETUDES

SÍGUENOS

  • White Instagram Icon

CONTACTO

© 2020 by Crownie Crew

Recurso 1.png
0